martes, 1 de enero de 2008

Reses lidiadas por comunidad autónoma durante el 2007: Su repercusión en ...

Reses lidiadas por comunidad autónoma durante el 2007:
Repercusión en las respectivas economías autonómicas, en las de los ganaderos y en las razas de bravo de lidia en peligro de extinción.

Manuel Zamora Soria. Mayo 2008
Secretario “Casta Jijona. Asociación para la recuperación del toro bravo de lidia jijón”
castajijona@gmail.com

Del informe del Ministerio del Interior, recientemente publicado y accesible en la dirección: http://www.mir.es/SGACAVT/juegosyespec/toros/estadistica/EstadisticasTaurinas2007.pdf y titulado “Estadísticas taurinas 2007” pueden obtenerse datos de interés.

Andalucía, Castilla - La Mancha y Madrid son las tres primeras comunidades en número de celebración de espectáculos taurinos y en la demanda de número de reses de bravo para lidia.

El total de reses lidiadas en espectáculos mayores en el territorio nacional ha sido de 12.167 reses, en Andalucía se lidiaron 3.600 reses, que representa el 29.59 %. 2.932 reses se lidiaron en Castilla - La Mancha, lo que representa el 24.10 % de todo el total. Madrid ocupa el tercer puesto en importancia por número de reses demandas de ganado bravo de lidia para espectáculos mayores con 2.296 reses, lo que representa el 18.87 %. El total de las tres comunidades autónomas asciende al 72.56 %, casi 3/4 del total nacional. En los datos no aparece Castilla León, comunidad con una fuerte demanda de este ganado y además gran productor del mismo.

Por espectáculos mayores se reseñan 2.622 en total en el territorio nacional, de los cuáles en Andalucía se han celebrado 624 que representa un 23.80%, en Castilla - La Mancha 551 que es 21.01% del total de espectáculos, en Castilla y León 405 que es el
15. 45% y en Madrid 388 que es el 14.80 %.

Tras conocer estos datos que el Ministerio del Interior ha publicado recientemente, cabe preguntarse la procedencia del ganado que demanda cada comunidad autónoma anualmente para los espectáculos que se celebran en sus respectivos territorios, y averiguar cómo queda la balanza. ¿Compensan todas las comunidades autónomas sus ventas de ganado al exterior con el que compran para sus espectáculos?

Es importante para las comunidades con déficit que puedan fomentar la demanda interna de su ganado y que sean capaces de recibirla del resto del mercado nacional.

Por otro lado, a las administraciones regionales, provinciales y locales, les interesa esta compensación, ya que la recaudación del los impuestos sobre las ventas directas de ganado de lidia y de los rendimientos de la empresas ganaderas sobre su ingresos generales, aumentarían esta misma proporción. Por lo tanto, convendría incentivar la demanda de ganado para los espectáculos que se organicen en sus respectivas comunidades autónomas con reses originarias de sus mismas autonomías. A esto habría que añadirles la reducción de costes y riesgos por los traslados de grandes distancias del ganado.

Todo ello redundará en beneficio de la calidad del ganado bravo, intentando fomentar la demanda natural por razas autóctonas, devolviendo los encastes a su originario mapa geográfico. Además de evitar el incremento de número de encastes en peligro de extinción.

La desaparición y puesta en peligro de extinción del ganado autóctono es un problema que se resolverá incidiendo en cada uno de los factores provocadores de estas situaciones. Las demandas desorbitadas de tipologías concretas originarias de lugares geográficos precisos han producido la esquilmación de razas autóctonas y puesto en serio peligro de extinción a otras.

Con independencia de las consideraciones de la distribución geográfica de la demanda de ganado, los actuales datos del informe mencionado nos permiten manejar la siguiente hipótesis:

12.167 reses lidiadas según el informe el año 2007 entre 1.300 ganaderías nos da 9 reses por ganadería.

El valor medio de una res se puede estimar en 5.000,00 €.

El coste medio por res y año puede estar entorno a 500.00 €.

La cabaña de bravo es de 400.000 reses, que si dividimos por las 1.300 ganaderías existentes nos dará el número medio de reses por ganadería que es de 307.

Si multiplicamos 9 reses vendidas para lidia por el importe medio de 5.000,00 € obtenemos 45.000,00 € de ingresos de media por ganadería y año, procedentes de la explotación exclusiva de espectáculos.

Si multiplicamos el coste medio por res y año de 500.00 € y lo multiplicamos por la media de reses por ganadería obtenemos 153.500, 00 €.

Es decir a cada ganadero, de media, le cuesta cada año 108.500,00 € mantener su ganado con la única finalidad de destinarlos a espectáculos taurinos.

Intentar esgrimir argumentos económicos sobre la necesidad de los ganaderos de mantener la orientación de su ganado para, exclusivamente, espectáculos taurinos siguiendo el único criterio de selección en una moda pasajera que impone cruces con procedencias muy concretas, es a estas alturas un poco inocente, o por lo menos antieconómico.

Sería conveniente que, por regresión, cada ganadero acudiera a la pureza de su raza de origen y le diera a su ganado el uso de ganado bovino extensivo que tienen el resto de razas, añadiendo el valor de la singularidad y trazabilidad, la demanda para la lidia llegaría por añadidura en la selección de ese ganado extensivo, que por otra parte, es los que ha estado pasando durante toda la historia del “Bos taurus ibéricus”.


http://issuu.com/estudioencastestorobravo/docs/reses_lidiadas_por_comunidad_autxnoma_durante_el_2?mode=embed&documentId=081227115834-b8a53ec8577341bd8e2fae6a26821e8b&layout=grey

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Intentaremos contestar a tus comentarios.