jueves, 15 de mayo de 2014

El bovino bravo se amansa para hacerlo rentable.


El pasado 23 de febrero de 2014, el diario El Mundo publicaba un extenso reportaje que incluso anunciaba en su portada. Se puede ver portada en el siguiente enlace:

http://estaticos.elmundo.es/documentos/2014/02/23/portada.pdf

"La crisis arrasa el campo bravo" era el título de este trabajo. En el interior dedicaba una página al titular "El ocaso del campo bravo" con la imagen iconográfica del Bos tauros ibéricus utilizada para anunciar licores en las carreteras españolas y que hoy es un bien de interés cultural. El dibujo mostraba desprendidos los testículos del animal tendidos ya en el suelo. 

Con independencia del tratamiento que se le da al asunto en el trabajo de este diario de tirada nacional, resulta de interés destacar que ya hay  ganaderos de bravo que reconocen públicamente que están destinando sus vacas bravas a producir ganado manso

Si esto fuera así cabría preguntarse si no sería mejor singularizar la carne de bravo para el mismo uso que la de manso de esta forma conservaríamos la pureza genética y no desnaturalizaríamos los animales originarios. 

A estas alturas no nos puede llamar la atención que se reivindique la conservación de la variedades raciales existentes en las ganaderías de lidia para usos distintos a los lúdicos. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Intentaremos contestar a tus comentarios.