lunes, 9 de diciembre de 2013

Raza autóctona en la portada de la edición impresa del International New York Times y cómo esta raza inspira el diseño de un robot de empresa tecnológica norteamericana.



Las imágenes de los robots inspirados en una raza autóctona de animal doméstico nos recuerdan a toros en una pradera. No sería desdeñable imaginarlos para determinados usos en sustitución de los animales vivos.
Información del artículo publicado en la web:  http://www.nytimes.com.

Un seguidor anónimo nos reenvió una información aparecida en la edición impresa de el diario International New York Times del 29 de noviembre de 2013. En la primera página venía la imagen de un asno, en su página tercera se continuaba con el detalle del contenido de la portada. Se alertaba sobre la situación de casi desaparición de unas de las razas amenazadas de animal doméstico, en concreto el Asno Miranda de Portugal. Se anotaba como uno de los aprovechamientos de este animal, la investigación que había hecho una empresa americana para diseñar un robot que serviría para llevar equipo de soldados.

Se localiza la información en la web de la empresa de Ingeniería Americana y comprobamos el movimiento del robot que imita al asno. Se descubre que la imitación es casi perfecta y se ve a un animal cargado andando. Si la empresa americana se fijara en la capacidad de tracción que tenían los bueyes y qué relieves pueden superar conservando esta misma, podrían diseñar robots de mayor utilidad, no solo de carga, también de tracción.

Los usos de un buey o un asno y sus aprovechamientos estarán a nuestro alcance mientras existan ejemplares. Los usos de los bueyes y asnos biónicos pueden mejorarse y seguirán inspirando el progreso mientras tengamos conservada su especie. El abanico de utilidades de estos ingenios para todo tipo de actividades es impresionante.   

Las imágenes de algunos robots nos recuerdan a toros en una pradera, no sería desdeñable imaginar estos robots para el entrenamiento en sustitución de los animales vivos.





Información aparecida en la edición impresa de International New York Times.

Fotografía procedente de:


Associação para o Estudo e Protecção do Gado Asinino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Intentaremos contestar a tus comentarios.