domingo, 2 de septiembre de 2012

El Parque Nacional de Doñana es utilizado para la cría de la Vaca Marismeña.


En la actualidad, el Plan Rector de Uso y Gestión considera como aprovechamientos tradicionales compatibles la ganadería extensiva, si bien respecto el Plan Sectorial de Aprovechamiento Ganadero recomienda el fomento de la utilización de razas autóctonas y formas locales, así como la tendencia a la supresión del ganado ovino.




Sería recomendable que el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel pudiera poner en funcionamiento un Plan Rector que permitiera la reintroducción de vacas jijonas. Si esto fuera posible no faltarían microganaderos que podrían criar este tipo de ganado autóctono originario precisamente en esta zona.

Se conseguiría preservar una variedad racial autóctona, recuperar un oficio que daría trabajo a los habitantes de los pueblos de la zona de influencia y la reintroducción del bovino que durante tantos años estuvo presente en estos parajes.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Intentaremos contestar a tus comentarios.